日本

La travesía va dejando huellas, o son vasos comunicantes, destellos de dendritas del gran cerebro que somos al conectarse, nudos de la red que se va tejiendo, perlas del collar de Indra.

Palmira Páramo, con la fuerza de esos nombres, tomó el segundo curso de arte y feminismo que impartí con el Centro de las Artes de Guanajuato. La conocí en persona en una de sus plazas, mientras comía con mi amiga Jeannette durante nuestras labores en el Cervantino, y ahora, meses después me (nos) invita a esta exposición binacional de gráfica expandida o, como dice el cartel, estampación contemporánea.

Palmira forma parte de Almáciga Gestoría Artística, que desde hace algunos años trabaja con artistas de Japón, por lo que me pareció también imprescindible que conociera a Amadís y hablaran de sus proyectos con 日本 Ri Ben, cuyos caracteres significan en chino y japonés, literalmente día y raíz u origen y que en su propio idioma se pronuncian Ni Hon, así sintetizan ambos la traducción a El país del sol naciente, The land of the rising sun (que no the house)…, pero esto ya se ha desviado de la invitación en sí.

Gráfica expandida… en mi carrera he practicado la gráfica tan pocas veces, que en un principio no supe qué podría yo explorar. ¿cianotipia? con la que comienzo a experimentar… o…¿qué? Pero la técnica de la cianotipia, aunque sencilla al parecer requiere de tiempo para lograr una voz propia, más allá de las aleatorias texturas y la impresión vegetal. ¿Qué hacer entonces?

He hecho litografía sólo dos veces, una en Xalapa y otra en el Taller de la Gráfica Experimental en La Habana. He trabajado dos placas de cobre en Galicia y una vez en Puebla, con Rosa Borrás, hice un pequeño linóleo con montañas que utilicé para un libro de artista. Montañas, siempre montañas. Reviso mi nuevo taller y veo un par de tablas de madera contrachapada. Intento con la pequeña (¡qué bien que compré esas gubias en Guangzhou!) y el resultado me agrada. Me lanzo a la grande porque quiero utilizar estos papeles que dicen han sido utilizados desde las dinastías Ming y Qing. ¡Y resulta que la tabla es justa! Tallo y tallo y tallo y mi mano muñeca brazo quedaron doloridos. Gracias a los consejos de Rosa Borrás, compro tinta al agua y aprovecho la visita de mi hijo Alonso, que ha trabajado en talleres de gráfica, para que me ayude. Shazam!

La pieza de en medio, creo, es lo que sale de lo que se considera puramente grabado: una calcografía con grafito y un texto en el que me dispuse, de una vez por todas, a aclararme el por qué montañas, siempre montañas.

Usualmente escribo poesía automáticamente, porque al dejar fluir el subconsciente brota la verdad. Y así lo hice esta vez también. Y para no olvidarla lo he grabado (en audio, se entiende). Porque esperamos que esas piezas ya no vuelvan.

Y claro, el tríptico se llama Yo Montaña.

我的作品去日本, 我山去日本。

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: