Reclaiming the ground en Teotihuacan y Atetelco

Visitar Teotihuacan es un deber cuando tenemos visitas extranjeras, y más si son artistas sensibles a la grandeza de ese poderoso sitio.

Jeannette Betancourt nos llevó a Chun Hua y a mi, cosa que agradecemos infinito. Ella tiene mucha más experiencia en este lugar, aunque siempre se puede conocer más.

Y aunque ya estuve aquí, el sitio es tan grande y potente que necesité reclamar el suelo una vez más.

La importancia de la lluvia, a tiempo y en las cantidades necesarias- hace que los pueblos florezcan. No sabemos cómo era el territorio en sus tiempos, pero seguro no tan desértico. La lluvia era vital para la subsistencia de esa inmensa metrópoli dedicada en primer lugar a Tlaloc. Los sacrificios que se efectuaban en esos altares daban lugar a los Tlaloques, niñxs que habían sido sacrificados para acompañar a Tlaloc y propiciar la lluvia.

Reclamo este altar con sangre caliente y viva, por la lluvia y por la tierra. Por las vida.

altar de tlaloc arriba

En el altar a Tlaloc, foto de Jeannette Betancourt

altar de tláloc

Posteriormente en las escalinatas del Altar de Tláloc, foto de Chun Hua Catherine Dong

Existen más asentamientos al rededor de la Ciudad de los Dioses, que no han sido recuperados, pero entre las zonas exploradas y abiertas al público está Atetelco, que se cree era una zona habitacional o escuela de guerreros jaguar, por los murales que pueden verse aún. Este es el Patio Blanco que es el más antiguo y en cuyo centro está un altar que en su cima soportaba una imagen de Huehuetéotl, el Dios del Fuego, el más viejo de los dioses.

Una zona guerrera que reclamo para la paz. Ya no resuenan los tambores de guerra. Ya se escucha el canto de los pájaros.

Atetelco

Patio Blanco de Atetelco. Foto de Chun Hua Catherine Dong

Anuncios

2 pensamientos en “Reclaiming the ground en Teotihuacan y Atetelco

  1. Hola Elizabeth,un día volveré a Teotihuacán y danzaré sobre sus avenidas. Mientras, dejo que mis palabras evoquen aquel encuentro, conmovida.
    Escribí este poema hace unos años y hoy lo dejo prendido en tu place.

    Nacieron los dioses en Teotihuacán
    en la Gran Cueva de agua y penumbra
    Teotihuacán, contienes la oquedad inagotable

    Matriz primigenia, útero celeste
    Teotihuacán de cósmica materia
    Te anima un espíritu de inusitada tormenta

    Díme Teotihuacán dónde reinará la Luna Maga
    y el Sol sagrado derramándose.
    Excelsas, brotan las montañas de Luz.

    Azules de mar son tus ojos
    El cielo en la tierra se viste de verde plata
    Teotihuacán, el azar no es tu dueño.

    Sonámbula de caminar tus avenidas,
    empapada de vibrantes destellos
    ante toda tu inmensidad extendida, oferente.

    Tierra clara, tierra abierta
    Donde la humanidad se conmueve,
    donde la humanidad vacila

    Voltearemos fascinados nuestro rostro estupefacto.
    Sobre el cielo de la luna, incólume,
    era toda aire.

    Kova d Onga, un abrazo de besos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: