Felipe Ehrenberg

Felipe Ehrenberg, Jelipe, tuvo un infarto masivo el 15 de mayo pasado. Maestro que fue de tanta gente, no fue el cáncer el que se lo llevó sino el cansancio de su corazón. El mundo del arte, y no solo en México, lamenta su partida y evoca los momentos junto a él. Yo hago lo mismo ahora. Aquí en mi blog, más íntimo por permitir a los recuerdos fluir más largamente, sin hablar de su obra, que eso se hará en muchos otros medios, sino de una relación humana marcada por tiempo y espacio, despacio, veloz.

Felipe estuvo ahí desde el comienzo real de mi carrera: mi primera individual en un museo, el MACAZ moreliano allá en 1993,  siendo parte del comité de selección  que aprobó  Ciudad Profunda por unanimidad. Poco después me invitaron a participar en su taller El arte del vivir del arte (donde también conoció a Fernando Llanos, quien sería su gran cuate a lo largo de los años).

A partir de entonces la relación con Felipe continuó y un año después se integraba, junto con su Lourdes, La Cocinera Atrevida, a la planta de colaboradores de Vientos de Cambio. Y no solo escribió varios artículos sino que llegó con Lourdes a Morelia (a la cuál siempre le gustó volver), para presentar  a Vientos en sociedad, cuando cumplió sus 15 números en el ahora legendario León de Mecenas, y la primera presentación de Vientos, el libro, se hizo en su Cúpula Clandestina. Los visitaba mucho en su casita de Portales y ahí los dejé de ver. Poco después partieron a Brasil y la distancia ablandó los lazos.

No es secreto que Felipe fue un hombre atractivo, generoso, con humor, poderoso y gran patriarca. Y esto último producía conflictos, por decir algo. Polémico, dicen, controvertido, dueño de la neta, enojón. Características que no opacan su calidad de artista, de importante artista, pero que alejó a gente de su lado.  Reconozco a Felipe como uno de los artistas que influenció mi entrada al mundo del arte más allá de mi pueblito. Mientras duró nuestra cercanía lo quise bastante y creo que él también me quiso.  Alguna vez escribí otro texto en el que reitero alguna de la información que cuento aquí, que redondea la historia y que, a raíz de haberlo publicado, permitió que nos reconciliaríamos a pesar de que él seguía en Brasil, porque sí, sí hubo distanciamiento.

Y es cuando vuelven a México y Felipe presenta el Corno Emplumado en el centro cultural Tlatelolco, que los encuentro de nuevo. Había que verse en persona.

El tiempo no pasa en vano y menos cuando se lleva una vida intensa. La foto que le tomé junto con Margaret Randall y Sergio Mondragón da cuenta de ello. Lo vi cansado y hablando con Lourdes me enteré de su enfermedad.  Nos regresamos juntos en trolebús. Ellos se bajaron un par de paradas antes.

felipe, sergio mondragón y maregaret randall1

Felipe con Margaret Randall y Sergio Mondragón, 15 de enero del 2015

No fue hasta que se presentó el documental de Valentina Pelayo en la Cineteca Nacional para celebrar su cumpleaños 73 que nos volvimos a ver. Llegué un poco tarde, sin darme cuenta que el que estaba sentado detrás mío era el festejado. Escuchaba sus comentarios sobre el documental en murmullos.

Después la gran fiesta. La Cocinera Atrevida como siempre se lució con la comida. Felipe era lógicamente el centro, pero nos hicimos la obligatoria:

con ehrenberg

Esa vez me entere de que se irían a vivir a Morelos, era deseo de Felipe y, aunque tuvieran que terminar de construir, vivir en el campo, viviendo el verde de los cerros, el azul del cielo, el aire respirable, traería paz a su ser. Lourdes y él montaron una casa, cocina y taller estupendos, conviviendo con gatos y amigos. Y ahí quiso quedarse.

Foto: Elizabeth Ross

Se le va a extrañar, y mucho.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: