en Nueva York

P1110860

señales

Apenas regresaba de China cuando viajé al estado de New York para asistir a un taller que reunía a mujeres de más de 60 años dedicadas al performance en una región boscosa de la zona de Rosendale en el llamado Upstate. Este lugar, Rosekill, es un centro enfocado únicamente en el performance y es manejado por Jill McDermid y Hoke, Erik Hokanson.

Esta prontitud no me ha permitido realmente recuperar y revisar los materiales obtenidos en mi estupendo viaje a China, toda la investigación hecha tiene que trabajarse y quiero hacer una recapitulación general. Pero como ahora lo reciente quiere su salida, lo dejaré para después y desahogaré el trabajo hecho en los Estados Unidos.

Fotos de Valerie, Allison y Alejandro

Siembra, mi axión ritual sobre la sacralidad del maíz, la ofrenda y la bendición, la naturaleza auténtica de los pueblos originarios, la defensa ante los transgénicos y el reconocimiento de mi sangre náhuatl, fue repetido el último día del taller después de mucho tiempo. Fue 2o12 en Macedonia la última vez, también en el cierre de la residencia en Sloestica. Esta vez sin embargo, fue distinto. Tenía público expectante, público de performance; canté las palabras antiguas bajo una suave lluvia, y supe que podría  ser la última vez. Porque nunca me he considerado artista de performance. Nunca me han apetecido las etiquetas y mucho me costó aceptar la de “artista”. Sin embargo la asumo y ésta engloba toda disciplina, todo medio que utilice para producirme, incluida la gestión.

Sin embargo, Linda Mary Montano, quien formó parte del grupo, y con quién establecí una relación natural, empática y muy cariñosa, decidió darme este certificado que me declara no solo artista del performance sino artista santa del performance.

certificate

Además, con ella y con Johanna Householder, compartimos el haber sido tocadas por un rayo y sobrevivido. O sea, los rayos de Zeus o el nombre que se le de al dios patriarcal de los rayos tonantes, nos cruzó  e inmunizó. Esa es hoy mi interpretación. Estuvimos juntas las tres en un solo sitio, con una experiencia similar (la mía más fuerte y más antigua), y las tres compartimos también un estar asentado y consciente.

*********************************************************************

 

Pasé también unos días en la ciudad de NY , donde visité a Laura Anderson Barbata (y personifiqué a Olokun), me encontré una vez más con mi queridísima Aimee Lee y le presenté a Laura, ya que ambas están dentro del ámbito de las fibras, el papel y además comparten fotógrafo. Fui al PS1 a ver especialmente la retrospectiva de Cao Fei y a mi paso dejé mi huella, intervenciones poéticas discretas en las calles de Nueva York.

 Fotos de Aimee, Laura y propias

También fui invitada a realizar una axión en la galería llamada Chinatown Soup, en un evento organizado y curado por Ventiko, llamado Performance Anxiety. Me coloqué en la puerta y recolecté besos. Mi muro de besos sigue creciendo!

 

That was it!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: