Festival de la Luna, 中秋節, Zhongqiu Jie

Liu Fan me cuenta que hoy hay fiesta en China.  Celebran las cosechas, la abundancia que esperan de ellas, la unión como los granos de arroz.

Es una fiesta “pagana” ancestral, coincidente con las fiestas del término de la cosecha en todas partes del mundo. La despensa, el granero están llenos y las familias se toman un respiro para celebrar los logros del duro trabajo conjunto.  Es una celebración a la diosa de la luna, Chang’e, porque se celebra en la luna llena  la más hermosa y grande y cercana al equinoccio de otoño. La gente celebra.

una doncella realiza una ofrenda a Chang’e

Las celebraciones, según The Jade Turtle Records,  van de  reunirse con la familia y  salir a observar la luna (賞月 shangyue),  compartir las comidas tradicionales como los indispensables pastelitos lunares (月餅 yuebing), rellenos de delicias como semillas de loto, pasta dulce de soya o cinco granos.  Los acompañan con frutas redondas y té y cada uno tiene impresos caracteres propiciatorios como abundancia, longevidad, armonía, y símbolos relacionados con la luna.

otro elemento esencial de esta festividad son las linternas, iluminadas con velas o a base de pilas, con distintas formas, de las más tradicionales a las más modernas y kitsch. Se cuelgan en árboles y faroles y en algunos sitios se sueltan al aire, aunque hay que aclarar que existe el propiamente llamado Festival de las Linternas, que se celebra el 15 de enero para celebrar el crecimiento de la luz y con el cual no hay que confundir el de la Luna.

Porque la veneración a la Luna, junto con la celebración de la abundante cosecha, es el centro del Zhongqiu Jie.  Quienes siguen las costumbres tradicionales le ofrecen velas, incienso, comida y libaciones a Chang’e (嫦娥) al aire libre y bajo su luz.

Existen varias versiones sobre la leyenda de Chang’e y su vuelo hacia la luna. Algunas dicen que ella y su esposo Houyi  (后羿), eran inmortales pero fueron expulsados del cielo por vivir como mortales sobre la tierra. Otros dicen que comenzaron siendo seres mortales, pero en ambos casos, Houyi era un famoso arquero que disparó a nueve de los 10 soles que hacían hervir la tierra. Al dejar solo un sol, la tierra obtiene el equilibrio y la vida es salvada.

Unas historias dicen que Houyi fue premiado con una píldora de inmortalidad por la Reina Madre del Oeste (西王母 Xiwang Mu),  que él guardó en una caja. Chang’e intencional o accidentalmente la tragó y su cuerpo se volvió etéreo y flotó por el cielo hacia la luna. Se volvió inmortal y vivió en el palacio de cristal lunar como Diosa de la Luna

Es de ahí que la agente la venera y le pide belleza, fortuna y bendiciones a esta gran luna.

Donde quiera que estés,  que no se te pase mirarla, y porqué no, venerarla como algo que nos une a nuestra esencia ancestral aquí, y en China.

Que esta Luna Llena sea el inicio de algo más brillante en nuestro camino.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: