Revisando videos

multimedia

Anuncios

Estirando el tiempo (strikes again)

 

Estirando el tiempo, o cómo no caer en la histeria, una exposición colectiva curada por Elizabeth Ross, es una muestra que aborda el tema de la vejez a partir de la vivencia y la auto-representación de las mujeres, registrada en su obra artística con humor, franqueza, reflexividad, energía y astucia.

Confirma que la creación es una manera vital de enfrentar tanto los estereotipos sociales sobre este tópico así como la experiencia de transformación de la relación de unx mismx con su ser, y que en ella nos encontramos a la vez con nuestras diversidades y nuestras semejanzas.  Un aspecto central que emerge es, sin duda, la manera de experimentar, enfrentar, convivir con y compartir las transformaciones del cuerpo propio con el tiempo, en su imagen exterior y su vivencia interior, así como los modos en que estos cambios producen un ajuste en nuestras percepciones de y relaciones con otrxs, y con la historia propia.  Así, esta muestra visibiliza e invita a un diálogo sobre aspectos fundamentales que con demasiada frecuencia se ocultan en la vía pública, y que a todxs nos competen.

Karen Cordero ReimanCARTEL web

 

Un texto de Juan Ramón Barbancho

Hoy he recibido un texto  de Juan Ramón Barbancho, que según Wikipedia es es un historiador del arte español, comisario independiente, ensayista y dinamizador de la cultura en Andalucía y en varios países latinoamericanos, en el que habla de mi trabajo entre otros más de artistas latinoamericanas que nos enfocamos en las mujeres y la visibilización de nuestra problemática y existencia, y que además proponemos de alguna manera alternativas desde nuestra práctica artística.

El texto completo lo pueden leer aquí.   Y en él encontrarán a importantes artistas como Regina José Galindo, la brasileira Beth Moysés, Priscilla Monje y Lucía Madriz de Costa Rica, y de México a Teresa Serrano, el colectivo tijuanense Martes, la imprescindible Lorena Wolffer y algunas otras más que pueden encontrar en el texto.

Pero aquí extraigo las referencias a mi trabajo.

Como hemos visto, el trabajo de muchos/as artistas y colectivos es claramente social/político, hacen de su trabajo una manifestación plástica y evidente de su compromiso y de la necesidad que tienen, no ya como creadores y creadoras sino como personas, de implicarse de una manera activa con/en la vida de los/as demás. También es compromiso el trabajo de muchas artistas, mujeres todas pero también hombres, que luchan por la igualdad de derechos, cuando no de su propia vida, de las mujeres. Todas hacen un trabajo de referencia internacional sobre el maltrato hacia las mujeres, algo que, desgraciadamente, se da en todo el mundo. Es un trabajo de denuncia social, pero también es político en el sentido que demanda de los poderes públicos un cambio en la legislación y una mayor protección a las mujeres… Pero no sólo se trata de luchar contra el maltrato, también, como digo, se aboga por la igualdad y por la visibilidad de las mujeres, de estados de indefensión, o de situaciones en que ellas tienen que hacer el papel de madre y de padre, pero siempre vigiladas por el varón, tratadas como una eternas menores de edad, como así lo hace en muchos de sus trabajos la mexicana Elizabeth Ross.

Además de la importancia de las artistas mencionadas, merece un comentario especial el trabajo de la también mexicana Elizabeth Ross. Obras como Las queremos vivas, ¡Ya basta!, Nómada, las mujeres se mueven (2008-09), realizada en Michoacán, Y seguirán naciendo… porque la muerte es mentira (2007), realizada en colaboración con las Madres de la plaza de mayo (Nota: no hubo tal colaboración, sólo se realizó la axión en la Plaza de Mayo, honrándolas a ellas y a lxs más de 30,000 desaparecidxs ER).

Con este interés creó, junto con otras creadoras, el proyecto Nómada: las mujeres se mueven, sobre la migración y cómo afecta a las mujeres. El desplazamiento, forzoso y necesario por razones fundamentalmente económicas, puede afectar a todos/as por igual, pero con ellas lo hace de una manera especial, especialmente cruda a veces. Tanto si son ellas las que se van, si es un desplazamiento familiar, como si es sólo el marido el que se marcha. En muchas ocasiones el hombre está fuera pero ejerce un control total sobre la familia, tratando a las esposas como eternas menores de edad, incapaces de actuar y decidir por su cuenta. Esto se ve muy bien en las comentarios de muchas de ellas, recogidos en entrevistas en vídeo realizados por Ross. El vídeo, del mismo título que el proyecto, que recoge este trabajo fue realizado con mujeres michoacanas.

flor casa

FLorinda en su casa de Cucuchucho, Mich.

Reclaiming the Ground en Liliput, Puebla

Bajo la invitación de la galería Liliput, de Rebeca Martell y Devin Asher, fui a reclamar el suelo de Puebla. Reclaiming the Ground, o al menos una pequeña parte, se presenta desde el 20 de enero hasta el último día de febrero e incluye siete fotografías de la axión, una intervención en el muro con interpretaciones de figuras paleolíticas que repiten el mismo reclamo, una pintura de montañas -muy terrenales- en papel y tinta china que hice in situ,  junto con una hilera de montañas grabadas en tela, gracias a mi amiga -y maestra- Rosa Borrás, que estuvo colgada para la inauguración y que fue sustituida por montañas sobre el muro. Formó parte también El coño cósmico, una pieza hecha para un festival español que la rechazó por el título.También realicé una pequeña axión amorosa, colocando estiquers con la leyenda YO SÍ TE QUIERO en el pecho de casi toda la gente que asistió, mensaje múltiple dirigido tanto de mi hacia ellxs, entre sí y, principalmente, hacia la Tierra, nuestro suelo, nuestra madre.

La difusión de la expo fue bastante amplia, lo que indica que uno de los fuertes de Rebeca es precisamente la relación con los medios y la pertinaz insistencia para convocarles.

Al final de la exposición estaré de nuevo en Puebla para realizar alguna axión de cierre.

Fuera del Jardín: artistas chinas contemporáneas

 

FUERA DEL JARDÍN
ARTISTAS CHINAS CONTEMPORÁNEAS

 Es a través de las mujeres que podemos acceder al corazón de una cultura, ya que todo lo que las afecta es un reflejo fiel de lo que se ha construido alrededor de la Vida.
El Mundo Interno.

Mirar desde ahí, desde el centro del jardín,
nos permite percibir los hilos que amarran el tejido social de un país.

 

Este epígrafe nace después sumergirme por años tanto en la lectura de novelas como en la casi obsesiva búsqueda de información sobre la China antigua en series y películas de época, donde siempre se ven a las mujeres resguardadas tras los muros e impedidas de ver y ser vistas por extraños. En el centro de estos harems chinos siempre había jardines majestuosos que les permitían un poco de libertad y esparcimiento. Desde esos jardines y las habitaciones que los rodeaban, así como de los campos y los arrozales, se construyó parte de la cultura que ha sostenido a la China de hoy. Y con todo lo idealizado que pudieran resultar estas reconstrucciones literarias y visuales, se puede ir hilando una historia y percibir un pasado que confluye en la China contemporánea y lo que ahora son sus mujeres….

*******************

Este texto fue escrito gracias a una beca y a pesar de las interferencias de cierta tutora que se empeñó en hacerme la vida imposible una buena parte del tiempo que duró la beca. Sin embargo la beca me facilitó el tiempo para poder sentarme a investigar e escribir sin interrupciones, para transcribir las entrevistas hechas y darle cuerpo al texto. Ahora está en línea y si surgiera, se publicará en algún momento.

Miles de brotes

n

La idea inicial de Beth Moysés de que este 25 de noviembre generáramos una energía de reconocimiento a nuestras ancestras y que fuera a manera de brotes por el planeta, nos ha mantenido tejiendo redes cada vez más amplias y fuertes.

Artistas de muchas partes del mundo se unieron en esta iniciativa y brotamos juntas.

*************

El diccionario dice que brote es la acción de brotar o aparecer una cosa material o inmaterial no prevista.
También es el signo que indica que una planta, o parte de ella está a punto de crecer.
Brota la planta, brota el agua, brotan los hongos, brota la insurrección, brota la resistencia, brota el amor, brota la esperanza, brota la acción, brotamos por todo el planeta con suave y decidida fuerza hacia la luz.

Somos mujeres y estamos conscientes de que necesitamos poner nuestra energía en la creación de un nuevo espíritu humano y colectivo, un nuevo mundo del cuál brote sólo vida. Construiremos el reino del Eros y la muerte solo llegará para cerrar su ciclo natural.

Estos serán brotes que depuren, que purguen la violencia que brota del dolor y el desamor. Cada una de nosotras, artistas, construimos este 25 de noviembre un brote múltiple que es canto y utopía, que contrarreste el mal que afecta a nuestro mundo.

Este es un homenaje a sólo algunas de ellas, que me permiten ver a través de sus ojos de fuego y conocimiento y conforman mi biografía.

 

Floating world, el catálogo

Las artistas visuales y la cuarta transformación de este país.

cult

Propuesta presntada a la representación  de la futura Secretaría de Cultura, en la mesa dedicada a las Artes Visuales.

*********

Estoy convencida, desde hace mucho tiempo, de que el arte es un diseñador de la sociedad en que vivimos, junto con el resto de actividades humanas, positivas y negativas. Los procesos del arte son sutiles pero profundos, son reflejos de la realidad pero también provocadores de ella.

En esta lenta metamorfosis social  las artistas estamos jugando un papel significativo.  Y hablo de nosotras porque no puedo ponerme en los pantalones de ellos.  La visión del mundo que las mujeres tenemos es diferente a su discurso. Vemos desde un lado que duele, al menos, con muy diferentes punzadas.

Las artistas, muchas de nosotras, queremos participar en la transformación de nuestro país. Y también queremos que nuestra situación dentro de este país se transforme. Exigimos un espacio en igualdad de condiciones en galerías y museos, en festivales  y bienales que se abra más allá del reconocimiento a ciertos nombres. Queremos que miren más allá, que seguro descubrirán maravillas.

Pertenezco a una generación, nacida a mediados de los 50s,  que vivió y participó de otra gran transformación cultural, que se evidenció en el 68 y que desde entonces no ha dejado de luchar desde las diversas trincheras de cada quién.

Traigo esto a la mesa porque en esa generación existimos muchas artistas que tras haber trabajado por el país nos encontramos en una posición muy vulnerable. Sé que existe el plan de seguridad social para este gremio, pero espero que sea suficiente para tener una vejez digna, vejez a la que nos acercamos rápidamente sin, como diría mi papá, dónde caernos muertas.

Otro tema que pongo en la mesa es la necesidad de apoyos a propuestas independientes, como lo es el festival de video artistas chinas en México que organizo desde el 2015, con el que he traído la obra de unas 100 artistas de un país cada vez más importante y grandemente desconocido y que no ha contado más que con un mínimo apoyo que en absoluto cubre ni los gastos.  Son tantos proyectos sin honorarios porque nunca hay en los presupuestos una etiqueta para pagarle a  artistas ni gestores.

Hay muchas cosas por hacer,  habemos muchas artistas de todas las edades y todas tenemos la capacidad de producir conocimiento y diseñar la sociedad que queremos. Para eso necesitamos que en esta cuarta transformación de México, por la que tanto hemos luchado, se nos vea y se nos tome como elementos valiosos que necesitan pagar sus cuentas y vivir dignamente.

Catálogo de Estirando el tiempo

Floating worlds en Fuzhou

mmexport1540057839249IMG_20181020_012024_763

6 piezas de la serie Reclaiming the Ground fueron seleccionadas para exponerlas en esta muestra internacional en el Xuanzhi Museum de Fuzhou, con la curaduría de Liu Fan y Walter Bergmoser, hasta el 20 de enero del 2019.

Las piezas seleccionadas:

  1. Atetelco, una escuela de guerreros en Teotihuacan
  2. Zócalo, en el centro de la luna, Plaza central de la Cd. de México
  3. El Quinto Muro, Antigua Sinagoga, centro Histórico, Cd. de México
  4.  Plaza de las Tres Culttras, Tlatelolco, Cd. de México
  5. Centro ceremonial para Caballeros tigre y Águila. Malinalco, Edomex.
  6. Círculo ritual en Tzintzuntzan, tierra de los colibríes, Michoacán.

12

Pero también hay…PIEL

En el Museo de la Cancillería se expone S/T (Mamá) y una foto de la serie Lavapiés,

Aquí uno de los dos curadores, José Manuel Springer (el otro es Santiago Espinosa de los Monteros), abriendo una visita guiada con el comentario a mi pieza.

¡¡Todes somes ruques!! o lo que es lo mismo: vamos para allá si tenemos suerte.

Una acción performativa durante la inauguración de Estirando el Tiempo (o cómo no caer en la histeria), que realizó mi querida Ivelin Buenrostro y su banda familiar a quienes se dejaron implantar -por un rato- unas arruguitas.

El ceño, las patas de gallo y las temibles arrugas de titino cubrieron los rostros de la mayoría de quienes asistieron esa noche al Museo de la Ciudad del inefable Querétaro.  Arruga sobre arruga para recordar que, si hay suerte, se portarán con orgullo.