CONTINGENCIA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El Gran Confinamiento al que el mundo ha sido obligado por ese ente que ni siquiera está vivo, el Sars-Cov-2, alias el coronavirus, Covid19, nos ha regalado tiempo para observarnos y observar ese confinado mundo, en el que el tiempo parece que se ha detenido. La esperanza de algunos es que podamos resurgir como humanidad consciente después de la pandemia. Otros insisten en llevarnos al fondo oscuro de la ignominia y degradación de nuestra humanidad y nuestro planeta. Unos más van desbocados por los territorios del miedo que enceguece. Una inabarcable experiencia global que tardaremos de ver claramente, si llegamos.

Ese tiempo de reflexión se traduce para algunas, y un poquito, en esta serie a la que hemos convocado bajo el proyecto CONTINGENCIA. Artistas de varias partes del mundo comparten su experiencia – sus miedos, esperanzas, incertidumbres- en una pieza de video (o dos) que va saliendo poco a poco, gota a gota, en un esfuerzo por aprehender estos momentos aciagos que nos hacen transitar, sin movernos, por el año 2020.

Los videos se van publicando, con suerte, dos veces por semana. Y me refiero a la suerte porque, ahora lo sabemos, este tiempo “libre” no lo es tanto, y nos está exigiendo una concentración excepcional, que nos arranca de un estado inédito del estar y del ser. Cada circunstancia es única y la pandemia nos tomó por asalto. Así que este goteo de videos nos permite ver un poco la particular experiencia de las participantes y , tal vez, reconozcamos en ellos un tanto de lo que cada quién, día a día, vive/sufre/goza/reflexiona en esta, al parecer infinita contingencia.

Elizabeth Ross,
a través de 5célula arte y comunidad

 

Los videos aquí:

https://5celula.wordpress.com/contingencia/

header5cel

Y también han sido publicados en el Museo de la Mujer de Costa Rica para celebrar el Día Mundial de los Museos:

mmcr

https://www.museodelasmujeres.co.cr/exposiciones/18-de-mayo-2020-da-internacional-de-los-museos

 

En el Número 3 de la revista de arte El Rizo Robado, dirigida por Gabriela Galindo :

rr

http://www.elrizorobado.com/textos/2020_05_1/2020_05_ross_contingencia.html

En el NewMediaFest que dirige Wilfried Agricola de Cologne, dentro del proyecto corona¡ Shut Down?, bajo “Curated contributions” .
http://retro.newmediafest.org/corona-shutdown/

cor-shu-05-20

 

Encuentro con Ai Weiwei

jejeje

Gran sorpresa ver esta imagen del canal22 que me remitió inmediatamente a su exposición y al encuentro que tuvimos, que, aunque breve, fue significativo. El hablar en chino con él, tomarnos la foto, ver al humano en vivo, fue chido. Estaba agotadísimo, por cierto.

Asideros en el Vacío

Hace más o menos dos años, en mayo del 2018, comenzamos a trabajar en la realización de este documental que revisita la obra de Saúl Kaminer desde el 2010 a esa fecha, en la cual tuvo una gran retrospectiva en el Museo de el Ciudad.

Fueron varios meses -al rededor de 8 si no mal recuerdo- para terminar este video. Cuenta con la participación generosa y estupenda de Eduardo Roel, que hizo la música ad hoc siguiendo mi idea propuesta y fue shortlisted en un concurso en China y Myanamar. Lo presentamos en el cine Bella Época y el canal 22 hizo una interesante entrevista.

Antes colaboré  con Mario Palacios Kaim para su Quinto Muro, haciendo equipo con Alfonsina Montes de Oca, pero este es el primero video serio que hago totalmente sola para otro artista.

Disfruten, comenten

 

Ross con doble S

Transdisciplina

Este es el tercero y último de la serie Ross con doble S, y es mi participación.

Siempre he sido multitask. Cuando era niña y adolescente era más bien solitaria, pero con esas contradicciones que nos habitan, sabía que -cuando fuera grande- mi trabajo sería con la gente/para la gente. No tenía idea de lo que quería hacer….¿sociología?

Al final entré como oyente a comunicación en Polacas pero la vida setentera me arrancó poco después de ahí para llevarme a Xalapa, donde descubrí el barro. Y de ahí pal real: era mi soledad que poco a poco, conforme iba yo manejando la forma,  tuvo que enfrentarse a la realidad: lo que haces, querida, es escultura, y por lo tanto debe salir al público. Ser artista es estar bajo la luz. Sal de tu cueva.

Siempre me había negado a etiquetarme, por lo que aceptar la etiqueta “artista” sabía que traía consigo un buen de responsabilidad y que eso significaba el trabajo de promoción, entre otras cosas. O sea, enfrentar lo hecho al ojo público. Y recuerdo perfectamente el momento en que lo asumí, terminando una de las esculturas de mi primera individual, en mayo del 90 en mi taller de Valle de Bravo. Llevaba ya varios años trabajando y exponiendo en colectivo, pero esta vez era pasar a otro nivel.

Esa exposición fue una instalación narrativa sobre una cosmología feminista. Realicé una intervención textual en el espacio y marcó automáticamente y sin decidirlo conscientemente, mi manera de trabajar hasta este momento. Escultura. cerámica, instalación, intervención, textualidad, que se fue incrementando con acciones performáticas participativas, fotografía, video, audio. Y además, gracias al tiempo que estuve en Polacas y, sobre todo, al trabajo periodístico que he hecho (me inicié en 1971, cuando fui corresponsal de Diógenes, el periódico de la neta nacional), el documentar a a través de la entrevista ha sido también una constante en mi obra.

Ese mismo año, 1990, arrancó también mi vida como gestora y promotora con toda la potencia y sin planearlo. Inició por querer publicar un libro con las traducciones que había hecho en mis ratos libres de las canciones de John Lennon, de quien soy leal fan, y terminó con un mes completo de eventos para su homenaje, que incluyeron, entre otras cosas, 3 exposiciones plásticas. Me dí cuenta con esto de lo que podía hacer -trabajar para y con otros- y no he dejado de hacerlo.

vale, no contaré toda mi historia, así que mejor dejo aquí el video.

Ross con doble S – 3 transdisciplina from elizabeth ross on Vimeo.

Ross con doble S

Novela Gráfica

Alonso desde muy pequeño fue atrapado por lo visual. Lo recuerdo sumergido por horas en una imagen. Después, desde que pudo utilizar un lápiz, se adueñó del dibujo cual hilo de Ariadna.

Supongo que en sus travesías mentales por las imágenes que lo cautivaban se contaba historias y, desde que supo hilar dos frases, empezó a contarlas. Y podía entonces desmadejar su imaginación verbal sin pausa, sus historias brotaban a borbollones, hasta dejarnos sin aliento.

El dibujo y las historias son unidad indisoluble. En ella Alonso puede verter todas sus preocupaciones sobre lo humano, todos sus amores, como la biología, y es en su fina línea, sus luces y sombras, que se desliza montaña arriba.

Aquí nos habla, un poco, de su proceso y de la situación de la novela gráfica en nuestro país.

Ross con doble S – 2 Novela Gráfica from elizabeth ross on Vimeo.

 

Ross, con doble S

La ciencia ficción

Este video es el primero de una serie de tres hecho para la convocatoria Contigo a la Distancia que publicó el Fonca como un recurso para paliar un poco la precariedad de artistas que hemos perdido la oportunidad de realizar nuestros proyectos (y ser pagados) por la ya llamada Gran Confinación.

No fue seleccionada porque, como me di cuenta cuando revisé la lista de afortunades, que se buscaba cierto tipo de trabajos y donde el mío no encajaba. Ni modo. Sin embargo, ya está hecha la serie y la difundo. Eso es bueno, es mía y puedo difundirla como crea pertinente.

Lo que esta serie ofrece es una introducción a lo que mis hijos y yo hacemos dentro de los terrenos del arte. Una reflexión a partir de ahí sobre el ahora pandémico y lo que lo que su disciplina ofrece y ha ofrecido.
Y el titulo de la serie es un guiño al constante especificar la ortografía del apellido.

Amadís Ross y la ciencia ficción:

Ross con doble S _ 1- Ciencia Ficción from elizabeth ross on Vimeo.

 

Fonki Tonk

Veladora_Frente

Mónica Mayer ha hecho  famosa su veladora con la frase de Con el FONCA o sin el FONCA yo hago siempre lo que quiero, y claro,  tiene razón si hay en ti una imparable necesidad de producir. También hay que tomar en cuenta que para hacer arte, a menos que sea escrito o que los materiales y herramientas sean tan sencillas como un lápiz (o carboncillo) y papel, o con suerte una computadora o incluso una cámara fotográfica, y tengas un espacio para trabajar, (tengo en la memoria el cuarto 2 x 3 en el que vivía en Madrid), necesitas también subsistir.

Privilegios aparte – que no los tiene la mayoría-, como poseer una casa o tener un negocio que te mantenga y que te facilitan mantener tu producción artística, hay que pagar renta y gastos, comida y zapatos, aparte de los materiales, herramientas y procesos que requiere tu trabajo, sabiendo que lograr venderlo es algo bastante azaroso. Ser artista, y serlo en México, significa haber tomado una decisión que conlleva problemas de todas clases, desde la relación con la familia (¡Pero de qué vas a vivir!!), con la sociedad, que te cree desde privilegiada a parásita, o con tu misma obra (que te exige gastos que luego no puedes hacer). Difícil serlo en México, en donde no existe un verdadero mercado del arte (esto es que compre obra, no firmas), con un tremendamente escaso mecenazgo privado y donde, sobre todo, falta una visión de estado que reconozca la importancia del sector cultural como ente productivo de PIB y de prestigio y actúe en consecuencia instaurando políticas públicas adecuadas e incluyentes. Donde ser artista implica no recibir honorarios por tu trabajo, como sucede por ejemplo en Canadá, donde te pagan -y bien-, por reproducir uno de tus videos o montar una exposición  ya sea en galerías privadas o en espacios institucionales, y además tienes derecho a pedir varios apoyos estatales al año para realizar tus proyectos. O ya no digamos en Alemania, donde se han destinado millones de euros para paliar los efectos de la pandemia en el sector cultural, y esto lo hacen no por buena onda sino porque saben que las y los artistas, al rededor de quienes funciona todo el aparato cultural- son muy valiosos para el país y hay que proporcionarles los recursos suficientes para que puedan producir cada vez mejor arte.

Todo este preámbulo para decir que sin los apoyos y becas del Fonca y los Fondos estatales, habría todavía menos artistas entregades a producir obra y no a ver cómo sobrevivimos.

#yoconelFonca

Estos últimos días, a partir del anuncio presidencial de la extinción de fideicomisos ya inoperantes y que sin embargo son una fuga de dineros públicos que van a dar a oscuras bolsas, parte de la comunidad cultural entró en paranoia: ¡ van a desparecer al Fonca! Pero yo intuyo que el Fonca es intocable. Porque faltan muchas políticas públicas incluyentes (esto es, no sólo emergentes, no sólo quienes llevan una línea acorde a las preferencias estéticas de tal o cuál jurado, o no sólo una vez y en una sola convocatoria como en Canadá), pero es lo mejor que tenemos. Es evidente que puede funcionar mejor (y ser más incluyente) pero también que para ello se requieren muchos más recursos financieros y estamos en una transformación de la vida política-económica del país, y en una contingencia inesperada y cruel, por lo que su mejor adecuación tendrá que ir des-pa-cito.

Ya en lo personal, debo y quiero decir que sin el Fondo Estatal para la Cultura y las Artes de Michoacán y el Fonca, no habría producido toda la obra que llevo haciendo desde que me asumí artista en 1990.

Fue en 1996, que recibí la bolsa de coinversión para publicar Vientos, periodismo cultural en Morelia, en que el reconocimiento del trabajo realizado a nivel nacional me dio un impulso tal que me llevó a madurar como persona y como artista y gestora de proyectos en común. Porque una artista, mujer sola con dos hijos adolescentes y creando, necesita del apoyo del exterior para poder desarrollarse y no quedarse en un solo punto, desde el cual menguar. Vientos me dio fuerza, relaciones en un entorno más allá de la endogamia moreliana y amplió mis perspectivas de lo que puede ser el mundo, además de difundir el pensamiento de quienes tanto en Michoacán como en otros ámbitos hacían cultura en esos momentos. Vientos viene a ser un documento histórico sobre el pensamiento digno de estar en los archivos nacionales (y está).

 

Esa fuerza y el trabajo realizado en cerámica me llevó a ser elegida para una residencia en Canadá (precisamente) y pasé el verano de 1999 en ese paraíso llamado Banff Centre for the Arts gracias a la beca de Residencias Artísticas del Fonca. Ahí fue donde pude experimentar con técnicas que en mi medio eran imposibles, como la porcelana o la quema de sal. Recuerdo que tuve que parar de producir a mi ritmo cuando me aclararon que toda la obra tenía que transportarla de regreso yo misma.  Translated fue la instalación resultante y fue Banff que me volvió internacional, además de que hizo que me diera cabal cuenta de que mi camino no era únicamente la cerámica sino lo que en ese momento se denominaba multidisciplina.

 

En el 2002, después de un periodo extremadamente intenso y difícil emocionalmente, decidí que tenía que volver a viajar y logré la beca como creadora con trayectoria del Foescam, Fondo Estatal para la Cultura y las Artes de Michoacán, para realizar mi proyecto Relatos de la Travesía en la que entretejí mi propia experiencia con la de las personas con las que interactué durante ese viaje en el que, de paso, me rompí tibia y peroné, y en la que utilicé como nunca antes diversas técnicas y disciplinas como la foto, la manipulación digital y el audio, junto con la instalación y la acción ritual. Los 4 elementos dieron la pauta para explorar estéticamente la travesía realizada. Fue entonces, en el 2003, que decidí salir a la calle. O sea, hacer obra en la calle, directamente con la gente que pasaba, que la habita cotidianamente, que nunca entra a los museos y mucho menos a las galerías. Esta oportunidad de ver diferente al arte y la manera de contactarlo e interactuar con la gente me la dio esa beca.

Sabiendo que estaba utilizando dineros públicos para realizar este trabajo, publiqué en la Voz de Michoacán un largo artículo dando cuenta de lo hecho y las razones y conceptos detrás de la obra de esta tetralogía .

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

No fue hasta el 2008 que volví a presentar un proyecto ante el Foescam, cuando ya se había creado el SECREA, que es -o era- la versión regional del SNCA o Sistema Nacional de Creadores de Arte.  El apoyo fue de un año y sirvió para realizar mi último gran proyecto en Michoacán: Nómada, las mujeres se mueven, que involucraba no solo a varias artistas extranjeras, sino, principalmente, a mujeres purépechas de la comunidad lacustre de Cucuchucho, que trabajaron conmigo durante tres meses y que por primera vez  pisaron un museo de arte contemporáneo, y fue para cortar el listón y exhibir las piezas que hicieron dentro del proyecto sobre la migración. Ellas, las que se quedaban.

Nómada, las mujeres se mueven, en su primera parte se presentó en Europa y después en el Museo de Arte Contemporáneo Alfredo Zalce. En el enlace anterior pueden ver una síntesis del proyecto, o ir directamente a la página para ver los videos también.

 

 

Después de esto me lancé a la aventura de no sólo dejar Michoacán sino México y fue precisamente en ese cuarto madrileño de 2 x 3 mts2 que recibí la noticia de que había sido seleccionada como nueva integrante del SNCA. Debo decir que fue como ver la luz al final del túnel, ya que la estancia en España no estaba siendo fácil y, aunque con la beca tenía la opción de quedarme, decidí que debía volver a México y retribuírle a la gente de y en mi país. Era el 2012, yo era migrante aunque española y el tema obligado era -seguía siendo- la migración, además de otros territorios que transitamos las mujeres. Transvase territorial (Y, ¿En dónde están las mujeres?) me permitió trabajar allá con migrantes latinoamericanas y africanas y acá con sus contrapartes europeas; enfrentar la desaparición de mujeres, la importante permanencia de la memoria y, además, empezar a investigar en carne propia y ajena ese territorio desdeñado que es la vejez, cuestión que sigue desarrollándose.

lavapies-6

Volver a México, especialmente a la ciudad donde nací pero después de toda una vida lejos, fue volver a empezar de nuevo y recuperar por un lado y establecer por el otro, relaciones humanas, de amistad y de trabajo. Fue también el viajar por algunas ciudades y pueblos del país para impartir talleres dentro del programa de retribución social. Fue el querer hacer de esta ciudad mi hogar.

yo si

En verdad creo firmemente en que todo lo que hacemos y dejamos de hacer va conformando la sociedad, el mundo que somos. El arte no es desechable, y las personas impelidas por una necesidad profunda a hacer arte, damos la vida a pesar de las circunstancias -en favor y en contra. El Fonca es lo que tenemos y es bueno. Yo, personalmente, lo agradezco. Y sé muy bien que no es “enchílame otra” obtener una beca. Son muchas variables que tienen que alinearse para lograrlo. A mí me ha dado grandes oportunidades y rescatado de agujeros negros y sé perfectamente que son dineros públicos que obligan a dar buenos resultados.

Seguiré intentando presentar propuestas porque me son necesarias. Soy una mujer que vive con su gato, que tiene casi 66 años, sin entradas fijas, cuyos recursos provienen solo de lo que logra cuando le aceptan patrocinar un proyecto, pero que no ha dejado de  proponer, realizar y compartir maneras de crear energía creativa, esa que nos da la bondad humana.

IMG_20180621_111706

 

 

 

 

 

 

 

2020

Pandemia.

SAVE_20200318_103835

La vida del mundo ha cambiado. Y como todo lo que es, está en perpetuo movimiento.

Nunca hasta esta pandemia viral el mundo completo había estado en circunstancias similares… ni con la segunda guerra mundial, que involucró a gran parte de  países.

La irrupción del virus que trajo la ruina de las festividades del año de la rata en China y la consiguiente diseminación por el globo nos tiene detenidos, y esta detención está sacando lo peor y lo mejor de lo que somos. Visito el FB y la infodemia que ahí se muestra me llena de rabia. Voy al mercado y los marchantes han subido los precios de una semana a otra, además de que en su mayoría no usan mascarilla ni guantes. Y ya ni hablar del odio de los poderosos y los ignorantes.

Todos mis proyectos están -al menos- pospuestos. Para empezar, la tercera emisión del Festival de videoartisas chinas que debía haber comenzado ya este mes de abril…. y al parecer, el año completo me será bastante difícil.  No hay exposiciones ni conciertos -mas que virtuales-… y todo mundo está pegado a sus pantallas. Miedo, tristeza, odio, desconfianza, pánico, desprecio, ignorancia, ansiedad, depresión, aburrimiento, se perciben con claridad en esas pantallas y hacen que una buena parte de usuarios (ya no público,audiencia o personas!) pongan a un lado la empatía, la confianza, la solidaridad o la esperanza….

Tiempos apocalípticos estos.

meme-lopez-gatell

 

Por otro lado, el luminoso, la llegada unas semanas sabiamente antes de tiempo de Saya Ross, mi nieta, quien en verdad me proporciona (hablo desde acá, mi cueva, compartida solo con Doufu), me da, me provoca, estar sumergida en un mar de amor. Saya me ha inyectado de nuevo ganas de vivir -que, confieso, estaban bastante desgastadas (pinche mundo horrible)-  y espero que estos piecesitos de Buda bebé que le traje de Dazu sean un buen amuleto, porque necesitará todas las protecciones para enfrentarse a este mundo cutre al que insistió en venir. Ya desde ahora, guerrera.

pies de buda

Y bueno, hacía mucho que no escribía en el blog y mucho más hablando de la vida cotidiana y no sólo de trabajo, pero me era necesario. Igual ni tengo lectors

 

 

giphy cat

Colaboración con Laura Anderson Barbata

gif

Olokun, el ángel y el poli, guardianes del espíritu del océano.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

olokun

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Y llenamos de índigo las calles de la Roma!

Las fotos  publicadas son de Job Juárez, Erick Robles,  Erik Tlaseka, Alexandra Peeters y Jocabeth daza.

 

Asideros en el vacío seleccionado en Yunnan

金孔雀奖

 

Void Grips fue la traducción para Asideros en el Vacío, el video para Saúl Kaminer.

 

5célula presenta:

CARTEL LEVIN web